A veces le damos más importancia a dónde estamos que con quién estamos

Podemos hacer del sitio mas horrible un lugar maravilloso si estamos con la personas adecuadas y también lo contrario.

Cuando hacemos de «un momento de mierda» un instante genial en cualquier ámbito, simplemente por estar con las personas adecuadas,  es el ejemplo perfecto de que la importancia reside en las personas y no en las cosas o circunstancias.

La energía fluye y crece con las personas adecuadas.

Cada vez valoro más a las buenas personas y los momentos junto a ellas: una buena conversación, unas palabras sabias, una sonrisa verdadera, un chiste que me hace reír (aunque sea muy malo), una mirada cómplice, un abrazo verdadero, una comida entrañable, unas palabras de cariño, una visita que te agrada, una llamada de teléfono…..

En lo personal no me gusta olvidar los buenos momentos que he vivido junto a personas que han sido muy importantes en mi vida e intento tenerlas siempre archivadas en mi memoria. Aunque es verdad que siempre uno no se da cuenta de la suerte que tiene.

Las personas somos como bombillas,  se nota quién va iluminado o lleva oscuridad en su vida únicamente con mirar a alguien a la cara o hablar menos de un minuto. Todos en algún momento de nuestra vida o en la actualidad hemos desprendido una luz enorme y otras veces hemos estados oscuros y perdidos. La energía que desprenden las personas es más importante que cualquier otra y lo mejor que fabricarla es gratis.

¿Porqué no dejamos luz, en vez de oscuridad por el paso de nuestras vidas? Fabricamos energía constantemente y cuando estamos con personas que nos llenan, la multiplicamos por tres o por cuatro.

Aprender a disfrutar del momento sin pensar en el resultado

Y te preguntas …… si estás enamorado o te gusta esa persona ¿Porqué no vivir «a tope» ese momento? aunque luego se vaya. No pasa nada, lo importante es disfrutar de ese momento, sin condiciones, como si fuera el último día de tu vida. No sabemos que futuro nos espera por eso es mejor vivir a tope el presente.

Es cierto que las personas fallan a nuestras expectativas, al igual que nosotros también solemos fallar. El caso el que le damos a otras personas el poder de que decidan de como nos tenemos que sentir en función de nuestra experiencia con ellas. No pensar en el resultado sabiendo que puede ir bien, mal o regular debería de ser la actitud a llevar en el camino que transitamos acompañados de personas en nuestras vidas.

A veces nos cuesta descubrir, al cabo del tiempo, que esos momentos que han marcado nuestras vidas estuvieron ahí y no los valoremos en ese momento que paso. Nos pasa por desgracia muy a menudo.

……y porqué no pensar de vez en cuando en todas esas personas que pasan por tu vida y los momentos que compartes con ellos. Da igual que sea en un supermercado, en tu trabajo o paseando al perro. La vida está llena de momentos y si somos capaces de encadenar grandes momentos en nuestras vidas y en la de los demás, seguro que habrá valido la pena.

Nos pasamos la vida soñando en lo que no tenemos, enfocándonos en ello y dando la espalda a lo que si tenemos

Lo material está sobrevalorado

Nos enfocamos muchas veces en las cosas y no en los momentos que vivimos junto con otras personas en el día a día. Existen cosas y detalles que nos pasan en nuestra vida que después nos vamos a olvidar sí o sí, pero las personas que dejan huella en nuestras vidas, nuestros amarillos, personas importantes …… seguro que no.

Pienso que lo material es lo de menos. Lo de más son esas personas que día tras día nos dedican una sonrisa, un abrazo o un detalle.

Te mereces lo mejor en cuestión de personas

No te conformes con cualquier persona.

Si tu eres una persona con luz propia vas a atraer a personas cargadas de energía que quieren compartirla e intercambiarla contigo, pero debes saber que también te vas a encontrar personas que quieren un poco de tu luz para ellos.

La vida se convierte pesada y oscura si te rodeas de personas que gastan energía muy rápidamente y no la fabrican. Personas controladoras, cabreadas, desconfiadas, envidiosas ……

Da una oportunidad a las personas que andan junto a ti, pero si al cabo de varias te sigues hundiendo en cada charco que pasas, quizás es el momento de andar en soledad un momento hasta encontrar una buena compañía de viaje.

Resumiendo

  • No te olvides de dar lo mejor de ti todos los días, ser tu mejor versión.
  • Lo importante no es donde estás, sino con quién estás.
  • Vive el momento si esperar ningún resultado. Fuera expectativas.
  • Rodéate de personas que te hagan feliz.
  • Tu eres especial y te mereces lo mejor que te va a pasar en esta vida

 

 

Share This