¿Y si la vida nos diera otra oportunidad?

Un día te das cuenta de que tu vida no es la que te habías imaginado

Si te pasa que acabas de sufrir un gran revés en tu vida, el día a día se ha convertido en el «día de la marmota», sientes que tu vida no es lo que te habías imaginado a tu edad… quizás es un buen momento para reinventar tu forma de vida.

Yo siempre había pensado que había tenido mucha suerte en la vida. Me compré el pack completo, de esos que mucha gente quiere tener: trabajo indefinido, pareja, una magnifica vivienda, niños, aficiones que me estimulaban, etc. Hasta que un día, sin saber porqué, todo se desquebrajó todo por completo.

Eso que era antes magnifico y maravilloso, casi de repente, ya no lo era. A veces nos aferramos a personas, situaciones o cosas sin darnos cuenta que nuestro sitio ya no está ahí.

Y es que hay que ser muy valiente para tomar decisiones, aunque nos duelan, en vez de mirar para otro lado como si nada hubiera pasado, cuando la vida nos está avisando de que tenemos que cambiar de rumbo.

Piensa que nuestra vida es algo único y de las cosas que te puedes arrepentir de no haber hecho antes de morirte.

Llega un momento en la vida que conviene apagar el «piloto automático».

Vale que muchas veces, casi sin darnos cuenta, llegamos a un determinado punto de nuestras vidas que sin apenas planificar nada hemos vivido las situaciones diarias tal como venían y puede ser que nos haya ido bien.

Pero puede ser que no o puede pasar que al más mínimo revés todo se derrumba y se nos viene todo encima. Entonces nos damos cuenta que no teníamos previsto un plan B y habíamos dado todo el poder de nuestras vidas a otras personas o  circunstancias .

Cuanto daño hacen las expectativas.

Las expectativas son esas cosas que deseamos que pasen y que al final nunca suceden como esperamos, sino que se lo pregunten a todas esas personas que las expectativas les han traicionado.

Se que es muy duro encontrarnos a una determinada edad en una situación muy diferente de la que pensábamos.

Cuando las expectativas no dependen únicamente de nosotros solo nos cabe esperar que los astros del universo se alineen para que pase tal y como nos las habíamos imaginado y eso no sucede a menudo.

Pero llega ese día que tienes que decidir hacer en vez de esperar y ser conscientes de que un día más es un día menos en tu vida.

Cambiar la resistencia y la resignación por la aceptación y el agradecimiento.

Nuestro punto de partida debe ser aceptar y ser conscientes del lugar donde nos encontramos. Lo más complicado es decir «Vale, mi vida ahora es una mierda, pero voy a trabajar para que sea mucho mejor».

Agradece aquellos buenos momentos que has vivido junto a esa persona, aquel magnifico trabajo que tuviste o la suerte de haber vivido en ese lugar tan maravilloso. Eso que teníamos antes ya no está y cuanto antes seamos conscientes de ello más cerca estaremos de emprender nuestro camino.

A partir de los treintitantos acostumbramos a tener nuestra mochila demasiado llena de miedos, fracasos, prejuicios, malos recuerdos…. por eso es importante ir ligeros de equipaje para este nuevo camino. Sin embargo en tu mochila vas a necesitar autoestima, valentía, confianza, mete abierta ….. necesarios para que nuestro viaje.

¿Te animas a poner en marcha alguna de estas recomendaciones prácticas?

Siempre me ha gustado las historias de superación. De personas que su vida se ha puesto cuesta arriba y consiguen reinventarse y sacar lo mejor de ellos justo en ese momento.

Y es que todas las personas que consiguen reinventarse, ya sea en cualquier aspecto de su vida, tienen en común que han aplicado varias claves prácticas que le han llevado a dar un paso adelante en sus vidas.

Yo estoy en ello y me gustaría comenzar este camino junto a ti, si es que necesitas hacerlo.

1. ¿Estarías dispuesto/a a empezar desde cero?

Cuando compramos un PC o portátil nos va genial en un principio, hasta que comenzamos a incluirle programas, virus, mucho peso de archivos… para que al cabo de un tiempo vayan lentos y pesados. A las personas nos pasa un poco igual, ya que de pequeños no tenemos miedos, confiamos en los demás, no tenemos creencias limitantes, etc.  En ambos casos resulta necesario hacer un reset para volver al estado original.

Un cambio implica que tenemos que estar dispuestos a renunciar a cosas, personas o rutinas y además mostrar disposición  a abrir nuestra mente, probar cosas nuevas y no cuestionar de primeras las oportunidades que se van presentando. Si va bien lo incorporas a tu vida y sino lo desechas.

Si consideras que tu forma de ser no es la que te está llevando a un siguiente nivel, sino que te está desgastando como persona es el momento ideal de reinventar tu vida. Para saber en que falla podemos buscar información en nuestro entorno sobre las cosas que podríamos mejorar y los defectos que nos acompañan.

2. Enfocarse en lo que se quiere.

A menudo ponemos atención a tantas cosas que acabamos sin enfocarnos en nada concreto. Pero llega un momento que tenemos que ser conscientes que si queremos conseguir algo que ansiamos tenemos que poner la mayor parte de nuestra energía en ello y renunciar a otras cosas que nos hacen perder energía o no suman a nuestra vida.

3. ¿Que es lo peor que me podría pasar?

El miedo no es un buen compañero de viajenos limita y en última instancia nos hace abandonar.

¿Que pasaría si no tuviésemos miedo a los resultados? Nos cuesta arriesgar por miedo a perder. Muchas veces lo peor que nos podría pasar en el caso de ir mal no es tan grave y seguro que otra vez saldríamos adelante.

Pero eso no lo vamos a saber si no probamos y la experiencia me dice que en la mayoría de las veces funciona.

4. Debemos potenciar el trabajar más con nuestras posibilidades que con nuestras debilidades.

Sin olvidarnos de ir mejorando en el resto de facetas, sacar rendimiento de los aspectos que conocemos y somos muy buenos nos va a resultar más fácil a la hora de mejorar nuestros resultados en todos los ámbitos de nuestra vida.

Las personas somos más grandes de lo que nos creemos y tenemos un verdadero potencial que a veces no vemos. Utilizarlo para conseguir lo que se quiere a través de constancia, valentía, trabajo, etc. es fundamental como parte del proceso de reinventarse.

Con esto lo que te quiero decir es que aproveches todo eso que destacas para mejorar tu vida con creces. Deja atrás los fracasos de tu pasado y utilízalos después de estudiar el porque del mismo para que la próxima vez se transforme en éxito.

5. Dedicar parte de nuestro tiempo a reflexionar y mirar en nuestro interior. 

El silencio nos va a ayudar a descubrir facetas nuestras que no conocíamos.

Nuestro día a día esta inundado por un torrente de pensamientos que no nos deja escuchar nuestro yo interior.

En mi caso haciendo deporte es cuando busco ese momento de reflexión y cuando mi cabeza desconecta del día a día. Mis mejores decisiones han surgido practicando running.

6. Poner atención en lo que nos rodea.

No se si te pasa que a lo largo del día te distraes por cosas irrelevantes y no estás en el aquí y ahora. A mi me pasa a menudo y reconozco que es de mis mayores problemas.

Cuando estás con otras personas a ellas les gusta que estés completamente allí, no solo tu cuerpo.

En cuanto a la consecución de objetivos está científicamente demostrado que donde va nuestra atención irá nuestra energía y emociones.

7. Cuida tu cuerpo.

La base fundamental de conecta con tu cuerpo es cuidar nuestro cuerpo a través del deporte, salud emocional y alimentación saludable.

Cuando te sientes en forma, en tu peso ideal, te encuentras con energía, tienes confianza, te encuentras motivado, te miras al espejo y te gustas ……. es la base desde donde tenemos que construir nuestro nuevo yo.

8. Se un buen comunicador.

Todo se resume en comunicarnos de forma clara y directa, sin herir o dañar a otras personas.

Es muy importante fijarnos en el estado de ánimo de la otra persona porque estos influyen los comportamientos en ese momento puntual.

Como norma general es mejor ser amable siempre a pesar de que la otra persona de muestre arrogante, pues nosotros desconocemos la batalla que otras personas están librando en su interior.

En cuanto a nuestra marca personal tenemos que aprender a estar visible de forma acertada y resaltar esas cualidades importantes que nos diferencian del resto.

Las palabras que usamos son muy importantes para crear realidades pues conectan nuestro cerebro e inciden en las personas de nuestro entorno.

9. No ir de víctimas.

Si hacemos algo mal sustituyamos el victimizarnos o culpabilizarnos por asumir la responsabilidad de nuestro actos. Si en algo hemos fallado o no ha funcionado vamos a cambiarlo por algo diferente para que la próxima vez si funcione.

Quizás hubo un momento que necesitábamos ir de victimas porque nos interesaba, pero eso a la larga acaba cansando a todo el mundo que nos rodea.

Dejar atrás nuestro pasado y ser responsables de nuestra vida es un aspecto fundamentar a la hora de reinventarnos como personas.

10. Rodéate de personas que crean en ti y te orienten en los momentos más complicados.

En momentos complicados siempre existen esas personas que nos va a ayudar para superarlo. Para eso es muy importante confiar en uno mismo, en las personas y en nuestro entorno.

La desconfianza te estancará y no te llevará muy lejos.

Otra cosa importante es aprender a elegir a personas que sumen y no que resten. Posiblemente, en este momento, somos una presa fácil de personas ancladas en un ambiente tóxico y que nos van a querer embaucar para tenernos cerca.

 

11. Somos libres.

No somos esclavos de personas, cosas o circunstancias. Aprende a ser libre. Aprende del pasado y no caigas dos veces en el mismo error.

En el momento que te encuentres bien con tu persona disfruta ese momento y déjate llevar con el entorno del mismo.

Para terminar…

Recuerda que si tu cambias a mejor todo lo que te rodea cambia a mejor.

Nadie tiene la culpa del mal momento en que te encuentras ahora, ya que tu elegiste los caminos que te han traído hasta aquí. Pero la buena noticia es que existen todavía muchos caminos que recorrer y tu tienes la experiencia del pasado para llegar a ese oasis de felicidad que estás esperando.

Aprende a reinventarte cuando lo necesites y nunca tendrás miedo a equivocarte.

 

 

Share This