Te imaginas que tuviésemos una tecla en nuestro móvil u ordenador en la que al pulsarla borrásemos todos los malos pensamientos o vivencias que nos preocupan. Pues bien, hay un arte hawaiano muy antiguo que se llama Ho’oponopono (significa enmendar o corregir un error). Esta filosofía consiste en ver todo lo que aparece en nuestra vida como un pensamiento, una memoria, un programa funcionando (un error) y se presenta para darnos una oportunidad de soltar, de limpiar, de borrar. Esta filosofía de vida está basada en lo espiritual con el objetivo de atraer paz y equilibrio de una forma sencilla a través de una limpieza mental y física.

Nuestra vida es como un CD lleno de buenas y malas canciones que hemos ido introduciendo en él según momentos de la vida y que las hemos convertido en favoritas a pesar de que nos hacen daño. Según la que escuchemos nos hacen sentir bien o mal. Tenemos la opción de seguir escuchando aquello que no nos gusta y nos produce insatisfacción o tenemos la opción de pararlo y borrarlo.

No podemos darle vida a nuestros problemas pues el pensar en ellos y preocuparnos nos va a hacer sentirnos peor. Vivir el presente es el antídoto más fuerte para evitar y borrar los problemas a los que nos aferramos. Tenemos que tener claro que si yo cree un problema a través de nuestra mente, yo lo puedo cambiar o deshacerme de él. Para buscar el porque del problema hay que buscar dentro de nosotros mismos y no fuera. No dependes de nada ni nadie para cambiar tu vida solo de ti mismo desde dentro de ti. ¿Como puedo estar en paz, aún teniendo problemas? Un problema es una oportunidad de soltar.

CLAVES PRÁCTICAS PARA BORRAR DE NUESTRA MENTE RÁPIDAMENTE TODO LO QUE NOS PREOCUPA A TRAVÉS DE EL HOÓPONOPONO.

Detectar que es lo que no te hace feliz en tu vida. ¿Por donde se escapa tu energía? Todas las cosas que nos preocupan o nos producen infelicidad están para darnos la oportunidad de soltarlas y borrarlas. Si queremos cambiar algo en nuestras vidas hay que borrar todo aquello que nos produce insatisfacción y llenarlo con cosas que si nos hagan sentirnos felices. Podemos decidir en todo momento si queremos seguir así o si queremos cambiar. Decidamos lo que decidamos estará bien porque es únicamente nuestra elección.

Ser responsables. No podemos hacer responsables a nadie de los problemas que tenemos en nuestra vida. Somos responsables de todo lo que hemos ido atrayendo a nosotros, incluidos los problemas que experimentamos. Somos 100% responsables de nuestras vidas. Soltar y ser responsables de lo que hemos creado nos hace libres porque siendo responsables lo puedo cambiar y Se pueden corregir errores.

Perdonar y perdonarnos a nosotros mismos. Reconciliarnos con el presente y con nuestra mejor versión es clave para seguir con el procedimiento a través de decir lo siento por aquello que está en mi y que ha creado esto. Perdonando atraigo más amor y menos odio. Cuando uno no perdona el daño se lo hace a uno mismo porque el odio no es bueno en la vida de ninguna persona. El no perdonar te lleva a atraer esos amigos que nos dicen “pobre de ti, tienes razón” perdonar es el valor de los valientes.

“Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar”  Mahatma Gandi

Parar los pensamientos que nos impiden ser felices. Podemos elegir parar esos problemas que nos rondan por nuestra cabeza una y otra vez. Hay que tener claro que los problemas no son el problema, sino la forma que reaccionamos ante ellos. Engancharnos a nuestros miedos o problemas nos hace confiar en lo malo. Hay que preocuparse solo por el momento y vivirlo. Las expectativas no nos hacen ningún bien, manifestamos aquello que pensamos.

Borrar. Lo que se borra de nosotros se borra de todos. Si somos responsables de lo que nos pasa tenemos la clave para darnos permiso de borrar todo lo que no funciona en nuestras vidas. Las herramientas para borrar son el Gracias o el te amo y al tomar el 100% de responsabilidad estamos diciendo: Lo siento , por favor perdóname por lo que hay en mi que atrae esto. El procedimiento se resume en darle a la “tecla” PARAR-SUPRIMIR (Gracias/Te amo) Soltar.

Volver a nuestra condición natural. El hecho de borrar lo que nos preocupa nos hace empezar de cero donde la inspiración va a ser mayor para que nos reencontremos con el camino adecuado. Nosotros somos perfectos, fuimos creados con esa condición: sin memorias, creencias, ataduras, críticas lo que pasa es que nosotros a través de nuestras experiencias nos hemos ido convirtiendo en la clase de persona que somos. Todo en nuestra vida es perfecto porque es el estado natural y solo tenemos que ser conscientes que después del problema está el estado de bienestar porque fue el problema el que ha aparecido en nuestras vidas y que cuando lo quietemos lo que queda es nuestra condición natural. Una de las laves más importantes para volver a nuestra condición natural es ser más humilde.

La única razón de nuestra existencia es saber quienes somos. Cuando borro de mi vida todo lo que no soy empiezo a descubrirme. Cuando se quién soy me doy cuenta de porque estoy aquí.

Buscar algo que nos apasione y nos haga vibrar. Todo lo que necesitamos viene cuando le doy permiso para que venga y si dejo de estar preocupado por mis problemas es cuando viene la inspiración. Cuando uno cree en si mismo y se ama incondicionalmente se vuelve invencible a la hora de conseguir sus metas y objetivos. Cuando tu le muestras al universo que confías te viene más de lo que pides.

¿Y si vuelven los problemas? Es normal que a pesar de llevar una vida muy equilibrada donde ya somos responsables de lo que nos pasa, donde aceptamos a las personas comos son, donde hemos perdonado a quién nos hizo daño y a nosotros mismos por errores del pasado, donde ya sabemos que nuestra condición natural es la de ser felices ….. pero a pesar de todo nos viene un problema. El tener un problema nuevo solo es una prueba que nos pone la vida para que realmente sintamos que somos capaces de dejar los problemas y estar presentes.  Cuando tengo un nuevo problema o mal pensamiento me digo: GRACIAS: En el presente tengo todo lo que necesito.

 

Somos como un ordenador. Si le metemos demasiados programas, demasiada información este funciona peor. Como en el ordenador hay programas e que no son buenos y no sirven para nada y sin embargo los tenemos ahí sin saber porqué. En la vida pasa igual hay que borrar los problemas para que entren cosas nuevas que nos hagan llenarnos de bienestar.

Nos tenemos que dar cuenta que nuestra condición natural es de un estado equilibrado y de bienestar y cuando somos capaces de sacar de nosotros lo que no somos nos vamos reencontrando con nosotros mismos. Individualmente yo no soy los problemas, sino que los problemas son mis memorias. Los problemas no están a nivel físico sino a nivel subconsciente (Lo que yo decidí creer sigue atrayendo el problema). La buena noticia es que tu puedes elegir ser feliz, o sea que puedes soltar el problema en vez de engancharte a él.

Cuando ponemos AMOR, lo demás viene solo. En la vida solo tenemos dos posibilidades y es vivir desde el amor o desde el miedo y cuando decidimos hacerlo desde el amor nuestra vida se convierte en nuestra mejor versión.

El pensar es una adicción, hay que pensar menos y vivir más el ahora .Buscamos fuera lo que nosotros pensamos que es felicidad y ella está ahí cuando descubramos quién somos. Tenemos que ganar a las creencias que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestras vidas. La mente nunca puede encontrar la solución a un problema, ni puede permitirse dejar que usted la encuentre, porque ella misma es parte intrínseca del “problema.

“Cuando te encuentres a ti mismo, encontrarás tu pasión. Encontrando tu pasión y confianza, encontrarás tu propósito. Cuando encuentres tu propósito y hagas aquello que amas, el éxito y el dinero llegaran a ti. Cuando hagas lo que amas, seras feliz. Te encontrarás en el lugar correcto en el momento indicado, y las personas a tu alrededor podrán hacer lo mismo”.

Francis Luque – @franxluxna

Share This