Acabo de terminar de ver Foodie Love, una serie de autor que se puede ver en HBO. Que fuera cocinada por Isabel Coixet fue uno de los reclamos que me motivo a verla.

¿De que va esta serie?

Foodie Love es una serie que nos cuenta un encuentro entre dos personas, con una herida abierta en su corazón y que quieren dejar atrás su pasado.

El punto de encuentro es la comida y a través de ella nos descubre la vida de los personajes.

Al igual que la vida, se puede comer sin más, pero también existe la posibilidad de buscar la excelencia a cada bocado.

Una serie íntima y que invita a comer, enamorarse, viajar …… y sobre todo vivir.

Los sentidos

El enfoque de cada escena hace que la vista de cada situación que pasa sea muy diferente a la de cualquier típica serie que podamos ver.

Los personajes nos regalan al oído unos dialogo íntimos  en sus conversaciones y además el extra de saber que piensa cada personaje en su cabeza en todo momento.

La reflexión de que en todo encuentro está el miedo a meter la pata, los silencios, el misterio, las risas y todo lo que gira en torno a una conversación que pretende mostrar lo mejor de cada uno.

Los planos de las comidas hacen despertar los sentidos del olfato y el gusto como si fuese el espectador quién estuviese disfrutando de cada bocado.

Y por último, como no resaltar el tacto y complicidad que se percibe en cada escena entre los dos personajes

Una bonita banda sonora

Con canciones tradicionales y ligadas a las comidas, la serie ha sabido dar el punto justo que necesita de fondo cada momento.

Una banda sonora para disfrutar del momento, junto a la comida y la pareja adecuada.

Los personajes

Dos personajes acaparan casi al completo toda la atención de la serie con una gran interpretación de Laia Costa y de Guillermo Pfening.

Los protagonistas tienen una química que funciona entre ambos a pesar de ser aparentemente muy diferentes el uno del otro.

Recomendable para los fans de Isabel Coixet, los que huyan de las típicas series románticas y sobre todo especialmente recomendado a las personas que quieran descubrir de nuevo sus sentidos.

 

Share This