Las cosas pasan por algo, pero sino sabemos interpretarlas, estamos perdiendo oportunidades.

Siempre que algo me sale mal o como no lo tenía previsto, tengo una «coletilla» que me hace quitar peso al resultado de lo que ha pasado …….. «las cosas pasan por algo».

En cualquier situación de nuestra vida, todo pasa por algo, pero para descubrir ese «algo» tenemos que hacer alguna cosa. Lo cómodo es no hacer nada, no arriesgarse y no perder ni ganar, pero la mayoría de las veces tenemos que tomar decisiones para que nuestra vida no se convierta en sosa y mediocre.

El camino a seguir

Asumir que lo que nos ha pasado es lo que nos tenía que pasar es el primer paso, si dominamos esto vamos por el buen camino.

¿Y ahora qué? es quizás la pregunta que nos hacemos cuando nos ha sucedido algo que nos altera nuestra forma de estar en este mundo.

Si hubiésemos salido a salvo de un fuego lo que tendríamos claro es que no nos meteríamos otra vez en el fuego y a partir de ahí andar un poco al menos para no quemarnos para ponernos a salvo de la situación.

En la vida es un poco igual, una vez que nos ha pasado algo, tenemos que avanzar. Sino sabemos hacia donde, al menos, vamos a avanzar un poco para no quemarnos.

Nunca sabremos la dirección correcta sino andamos hacia algún lado. Si nuestro nuevo destino no nos gusta o a nuestro corazón no le dice nada siempre existen nuevas oportunidades a donde ir.

El mejor camino a seguir es el que hacemos cuando estamos completos.

Reflexionar

Mis mejores reflexiones me surgen cuando voy andando o corriendo conectando con la naturaleza y es ahí cuando tomo las mejores decisiones.

Cuando tomamos distancia con las situaciones que nos restan en la vida, y nos encontramos en un estado natural y equilibrado, es un momento ideal para descubrir que lección hemos aprendido y que podemos hacer a partir de ese momento.

Es el momento de liberarnos, quitando cosas que nos pesan en nuestra mochila y dejar únicamente lo que nos va a hacer falta para continuar nuestro camino.

No cometer los mismos errores

A veces el fuego se apaga y volvemos al lugar de antes, aún sabiendo que ya solo quedan cenizas de lo que era antes.

Este punto a evitar es quizás el más importante y que muchas veces fallamos sino queremos tener una segunda historia incluso peor.

Crecer

Si cada vez tenemos más claro lo que queremos y lo que no queremos la vida nos llevará a lugares inesperados y tendremos bonitas historias.

Si estamos en este punto es porque ya hemos crecido un poco más como personas.

La vida nos da señales, solo tenemos que hacer algo con ellas.

Resumen

  1. Aceptar la situación.
  2. Tomar distancia.
  3. Reflexionar.
  4. Evitar que se repita la misma historia.
  5. Crecer
Share This