El porqué os cuento esto

Hace ya bastante tiempo que me enganché a madrugar. Lo hice porque no me gustaba el tipo de vida que llevaba.

Me solía acostar bastante tarde viendo la televisión (Ahora no tengo TV) y me quedaba dormido en el sofá del salón para después dormir pocas horas, levantarme tarde y tener que hacer un rato de siesta por la tarde del día siguiente para recuperarme.

Era como un círculo vicioso que me hacía ir al trabajo con estrés desde primera hora del día y la queja era el hábito que más practicaba durante todo el día.

Un día todo cambió. Decidí que tenía que perder peso y ya no quería ponerme más excusas por falta de tiempo, así que comencé a correr a la hora del día que dependía exclusivamente de mí poder realizar ejercicio …… a las 6 de la mañana antes de ir al trabajo.

Cambió por completo mi forma de estar en el día a día. Poco a poco le fui añadiendo otros hábitos que ahora te cuento y me hacen comenzar el día con más energía y motivación que nunca.

8 rutinas matutinas

 

RUTINA 1. Madrugar

Existen personas que le cuesta salir de la cama y se han acostumbrado a hacer sonar el despertador varias veces antes de levantarse y dar el primer paso, en cambio otras se levantan a la primera. Seguro que esta conversación la has tenido con compañeros de trabajo o amigos más de una vez, pues bien, en mi caso tengo suerte y me levanto sin pensarlo nada más suena el despertador.

Dormir un mínimo de horas es fundamental para poder madrugar con eficacia y en mi caso con 6 o 7 horas es suficiente. Siempre intentó dejar preparada la ropa que me voy a poner para hacer deporte e ir a trabajar la noche de antes y así a la mañana me cueste menos esfuerzo arrancar.

También tengo la suerte que mi pareja le gusta levantarse temprano y esto nos ayuda a complementarnos mejor en nuestras rutinas diarias. También nuestros dos hij@s han implantado este hábito de madrugar en sus vidas con el paso del tiempo, del cual nos alegramos muchísimo.

Bueno, si estás dispuesto a iniciar la rutina de madrugar estar en el buen camino y te invito a que sigas leyendo este post.

RUTINA 2. Un vaso de agua para comenzar el día.

Aunque al principio me costaba un poquito, sobre todo en invierno, beber agua en ayunas me hace sentir mejor nada más levantarme hasta el punto de ser lo primero que necesito.

Hidratarse es muy importante a lo largo del día y todavía sigue siendo una de mis asignaturas pendientes. Beber un vaso de agua nada más levantarme, me ayuda a conectar con el día y ver las cosas con más claridad.

RUTINA 3. Planificar el día.

Me gusta comenzar el día conociendo las citas de mi agenda y planificando tareas pendientes que tengo acumuladas.

En cuanto a las citas utilizo Google calendar que además de tenerlo sincronizado con el de mi pareja también siempre lo tengo a mano en varios dispositivos. Esto me permite darme cuenta de todas las citas y eventos que tengo planificados en mi día a día.

Para que no me queden tareas pendientes sin hacer utilizo una aplicación que se llama Trello que también está disponible también en formato web. Durante todo el día voy recopilando tareas pendientes en la bandeja de entrada de la aplicación y al día siguiente las distribuyo y le doy la prioridad que considero oportuna.

Este artículo fue la referencia de como me planifico mi día a día: «Mi planificación diaria y semanal» del blog VIDA EN POSITIVO de Inma Torres.

RUTINA 4. Hacer ejercicio.

Me animé a hacer ejercicio porque hasta los treintitantos había sido una persona muy deportista y saludable. Poco a poco las tareas, niños, trabajo, tareas domésticas, etc se fueron comiendo el tiempo que dedicaba al deporte.

Intentaba engancharme sin éxito a través del gimnasio, peñas de fútbol o salidas individuales hasta que lo iba abandonando siempre porque siempre había algo que me hacía pos-ponerlo.

Un día una persona me dijo claramente que lo mio era poner excusas para no hacer deporte y no me quería hacer responsable de que practicar deporte dependía únicamente de mi.

Sin duda esto me llegó muy adentro y al día siguiente me levanté a las 7 menos veinte de la mañana para correr durante 2o minutos antes de ir al trabajo …… pensé morirme. Esa noche me acosté más temprano porque estaba muy cansado y para nada tenía pensado correr al día siguiente, pero no me acordé de quitar la alarma al despertador y sonó otra vez a las 6:40 de la mañana, así que pensé que era una señal y volví a correr otra vez.

Ese día fue espectacular y me sentí muy bien. Al día siguiente puse el despertador 10 minutos antes y poco a poco iba aumentando el recorrido, hasta hoy que me levanto a las 6 menos 10.

Quizás es uno de los mejores regalos que me ha dado la vida. Son muchos en mis círculos cercanos que me dicen que estoy muy mal de la cabeza por madrugar tan temprano e irme a correr, pero yo soy feliz y me hace bien.

Ver amanecer, sentir ese aire fresco de por la mañana, ver las luces de la ciudad de Granada de fondo o pisar tierra y sentirte que estás vivo son sensaciones que me han cambiado la vida.

RUTINA 5. Agradecer por estar aquí y ahora.

Soy un adicto a blogs y webs de desarrollo personal, hábitos y vida saludable. Un día leyendo un artículo sobre la importancia del agradecimiento a diario decidí probarlo en mi vida, me gustó y lo hice mio también.

Para convertirlo en rutina nada más salir a correr agradezco por todas las cosas que me rodean y me hacen feliz …. por la maravillosa pareja e hijos que tengo, por el lugar tan bonito que vivo, por la suerte de tener un trabajo que me gusta rodeado de compañeras únicas, por tener una familia que me quiere, por la salud diaria, por estar en este mundo otro día más, por tener para comer y donde dormir, por hacer cosas que me gustan …… en fin podría hacer una lista interminable.

Tenemos mucha suerte y a veces no nos damos cuenta. Claro que nos pasan cosas malas, sin embargo no valoramos lo suficiente las cosas tan bonitas que si tenemos. Esta rutina es la que me da sentido a cada día, en realidad me encanta.

RUTINA 6. Decir en voz alta un mantra que te defina o te lleve a conseguir tus metas y objetivos.

Hace tiempo hice un curso de desarrollo personal que me hizo descubrir cosas de mi que yo no sabía y que fue el inicio del renacer como persona.

En este curso, un regalo que nos llevamos fue un mantra de lo que nosotros queríamos trasmitir a nuestro alrededor, enfocado a como queremos ser como personas.

Mi mantra es: «Soy una persona alegre, auténtica, comprometida y positiva». Es mi manera de estar en el mundo. Cuando mi ego se sube más arriba de lo que yo quiero, mi mantra me recuerda mi auténtica naturaleza.

Una vez termino mis agradecimientos recito tres veces mi mantra y esto me hace conectar más con mi esencia.

RUTINA 7. Visualizar como quieres que sea tu día.

Mientras corro la música me acompaña y utilizo una canción que me guste para imaginarme como quiero que sea mi día. Como ya tengo datos de lo que voy a hacer y me he planificado el día, visualizo cosas que quiero que ocurran y aunque no siempre sale como uno espera otras veces te acerca a lo que tu deseas.

Para mi es muy importante no cegarme en mis expectativas…. quiero que pase esto, pero bueno sino pasa es porque no tenía que pasar en este momento

Lo que si es cierto es que muchas de las cosas que he visualizado mientras practicaba running se han cumplido, principalmente porque yo he puesto de mi parte para que ocurran.

RUTINA 8. Desayunar sentado.

Últimamente me gusta ingerir una o dos piezas de fruta antes de empezar con mi actividad diaria y justo después de correr.

Yo antes desayunaba casi de pie o no desayunaba y ahora lo he cambiado por dedicarme cinco minutos a disfrutar del sabor de lo que como.

Es muy importante no tener la televisión encendida, el móvil, portátil, etc y si puede ser hablando con otra persona mejor. A veces también me sirve para meditar cuando estoy solo.

 

Busca las rutinas que te hacen bien.

Estas son mis rutinas diarias que realizó durante la semana porque el fin de semana las cambio un poco con otras actividades y rutinas diferentes.

Llegar al trabajo con optimismo, alegría y energía ha cambiado mi forma de ser desde que pongo en práctica todas estas rutinas.

Prueba rutinas nuevas que te hagan sentir mejor hasta que encuentres las que te funcionen.

 

Share This